sábado, 1 de junio de 2013

MANUEL FRANCISCO REINA Y JESÚS SÁNCHEZ ADALID, PROTAGONISTAS DEL IX PREMIO INTERNACIONAL DE NOVELA HISTÓRICA 'CIUDAD DE ZARAGOZA'


El escritor Manuel Francisco Reina ha recibido esta tarde de manos del Alcalde Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el IX Premio Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Zaragoza" por su obra ’Los amores oscuros’, publicada por la editorial ’Temas de hoy’. El premio cuenta con una dotación económica de 20.000 euros y una escultura en bronce realizada por el autor aragonés José Miguel Fuertes.

En el mismo acto institucional de entrega se ha concedido a Jesús Sánchez Adalid el Premio de Honor del certamen por su brillante y dilatada trayectoria en el género. Una distinción que el escritor, juez y sacerdote extremeño ha recogido personalmente de manos del Alcalde.

Al acto de entrega de los Premios han acudido personalidades de los ámbitos de la cultura, la política, la comunicación, la historia y la Universidad, así como representantes de las principales instituciones.

Instantes antes de recibir el Premio, Manuel Francisco Reina mostraba ante los medios de comunicación su enorme satisfacción por la concesión del mismo, aunque ha reconocido que ya se "sentía premiado por la propia nominación". "Me siento abrumado -ha añadido-, por recibir este Premio, que es una rara avis del sector y que me llena de una honda alegría. Creo que es necesario reivindicar la novela histórica, liberarla de los prejuicios que a veces le persigue y Premios como este ayudan de forma muy importante a conseguirlo"

Jesús Sánchez Adalid, por su parte, en su intervención, ha subrayado y ahondado en la reivindicación de la novela histórica de Reina y ha ponderado la consolidación de la llamada "nueva novela histórica española, que de diez años a esta parte ha dado un vuelco radical al panorama previo, que se sustentaba solo en traducciones de autores extranjeros". "Ahora -ha añadido-, el género cuenta con autores y obras de renombre internacional, y Premios como el que concede la ciudad de Zaragoza no hace sino allanar este camino".

Por último, Juan Alberto Belloch, en su intervención durante el acto de entrega de los Premios, ha ponderado la calidad de la novela ganadora, "histórica, ciertamente, pero también moderna y actual" de la que ha dicho que "aportará nuevas dosis de prestigio al Premio". Por su parte, del Premio de Honor, Sánchez Adalid, el Alcalde Belloch ha destacado "sus facultades literarias" que, sin duda, han influido a la hora de otorgar "mayor difusión y respeto al género". En este sentido, el Premio viene a reconocer el hecho de que "no solo ha renovado el género, sino que ha conseguido establecer una base teórica sobre la que impulsar la novela histórica española".

El jurado del Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza eligió por unanimidad la novela de Reina por "su sobresaliente calidad literaria, por aportar una nueva y apasionante perspectiva a la figura humana y personal del poeta Federico García Lorca, así como por la notable ambientación y riqueza que hace de los escenarios literarios, teatrales o históricos de la España de la dictadura de Primo de Rivera y de la II República", entre las 45 que optaban al Premio (procedentes de 25 editoriales).

El jurado estuvo presidido por Antonio Mostalac y compuesto por Juan Bolea, Almudena de Arteaga, Alfonso Mateo Sagasta, Hermelo Delgado y el último Premio de Novela Histórica "Ciudad de Zaragoza", Antonio Garrido. El jurado escogió la novela de Manuel Francisco Reina entre otras cuatro obras, finalistas ex aequo: "Boabdil", de Antonio Soler (Espasa); "La leyenda del ladrón", de Juan Gómez Jurado (Planeta); "Palmeras en la nieve", de Luz Gabás (Temas de Hoy); y "Donde se alzan los tronos", de Ángeles caso (Planeta).

Asimismo, el jurado decidió hacer una mención especial a dos novelas de autores aragoneses, que no estuvieron entre las finalistas, "pero que dada su gran calidad, merecían ser reconocidas", según subrayó el portavoz del jurado, Juan Bolea. Estas dos obras son: "El escalón 33", de Luis Zueco (Nowtilus) y "Las puertas de Roma", de José Verón (Mira Editores).

Por su parte, la designación de Sánchez Adalid como Premio de Honor viene a reconocer su trayectoria literaria y la calidad de sus obras en el género, su capacidad literaria para transitar entre Oriente y Occidente, entre las religiones, razas y pueblos y una variedad de personajes y tiempos, para recrear la sociedad y la vida cotidiana, los ambientes, creando alrededor de la novela histórica una nueva teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario