jueves, 19 de abril de 2012

Presentación de "Capricho", novela con la que Almudena de Arteaga ganó el Premio Azorín.


La escritora madrileña Almudena de Arteaga, que se alzó el pasado mes de marzo con el Premio Azorín de Novela con «Capricho», ha presentado la obra publicada por Planeta, que supone un recorrido histórico con intriga por un Madrid del siglo XIX que, para su autora, es sobre todo una novela de pasiones cuajada de arte. Y es que por esta obra sobrevuela la mirada de Goya, «el más fiel cronista de su tiempo». En ella, la autora reconstruye el retrato de tres de las musas del pintor aragonés: la duquesa de Osuna, la duquesa de Alba y la duquesa de Chinchón.

Ha escrito sobre grandes mujeres de la Historia de España
Almudena de Arteaga (Madrid, 1967), autora de novelas centradas en mujeres históricas como la Princesa de Éboli, la Beltraneja, Isabel la Católica, María de Molina o Eugenia de Montijo, recuerda que las pinturas de Goya son las mejores crónicas: «Es un libro por donde pasa la Historia de la España de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Una historia con la que se pueden hacer paralelismos. No hay ficción. Son hechos reales, la pérdida del cuadro de la "Maja" es real. Es toda una reconstrucción de personajes reales, hasta de todos los objetos que contextualizan aquella época, por minuciosos que sean. Solo hay una mujer de ficción, una sombrerera francesa que ha decidido viajar a España tras huir de su país».
Este personaje, Michèlle, servirá para enlazar, por medio de un accidente, diferentes hechos y sucesos, pero el lector, señala la escritora, reconocerá rápidamente a la duquesa de Alba y a la duquesa de Chinchón. Aristócratas que se desenvuelven en el entorno de Francisco de Goya, entre sus cuadros y la desaparición de uno de ellos, y que han quedado encerradas en esta novela, que ya está en la calle.

2 comentarios:

  1. Tenía cierta prevención con este libro por haber sido premiado, pero leí antes "Ángeles custodios" y lo compré.
    Me ha gustado, es toda una lección de historia de la mano de la condesa-duquesa de Benavente.
    Lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha enganchado desde que oí hablar de él.
    Una delicia el vocabulario de la época y la descripción minuciosa del explendor venido a menos.

    ResponderEliminar