miércoles, 25 de abril de 2012

"DEVOTIO, Los enemigos de César" de Gabriel Castelló



HISPANIA, albores del siglo IV…
El nuevo gobernador de la Tarraconense, Publio Daciano, un veterano de las legiones de pasado oscuro, está dispuesto a que su primer cargo provincial sea el impulsor de sus ambiciones. Para ello no escatima esfuerzos en aplicar los edictos imperiales de Diocleciano con absoluta severidad. En plena persecución religiosa, el joven diácono de Caesaraugusta, un muchacho arrogante llamado Eutiquio de Osca, es arrestado junto a su obispo y conducido a Valentia para ser ambos juzgados por su apostasía. Tito Antonio, magistrado emérito y hombre de edad y reconocido carisma en la colonia, acaba siendo el abogado del joven cristiano frente a un riguroso tribunal liderado por el propio gobernador… El conflicto está servido.

HISPANIA, 49 a.C.
Turibas, un sencillo jovenzuelo berón, descubre que no es quien cree ser, sino hijo de un ciudadano romano exiliado tras las guerras sertorianas. Su padre, Cayo Antonio Naso, le revela al llegar a la mayoría de edad su tremenda historia y el verdadero origen de su familia. El muchacho, dispuesto a lavar la honra familiar mancillada durante la revuelta de Sertorio, se enrola en la leva que su tío, Lucio Afranio, está realizando en la Hispania Citerior con tal de nutrir de auxiliares las legiones fieles a Pompeyo acampadas en Ilerda ante la inminente llegada del usurpador Cayo Julio César.
Los ojos de Lucio Antonio nos harán recorrer una Hispania en guerra, conocer el conflicto desde el punto de vista de Pompeyo el Grande y Catón de Útica, navegar por el Mare Internum hasta las exóticas África, Numidia, Grecia y Egipto, presenciar momentos cruciales de la historia romana como las dramáticas batallas de Farsalia o Munda y estremecernos con su romance imposible con la bella Varinia, la única hija del propretor Accio Varo. Las crónicas que Lucio va escribiendo a sus padres entre campaña y campaña relatan esas aventuras, pasiones y odios, además de todos los sucesos extraordinarios en los que se ve involucrado durante los largos cuatro años de Guerra Civil que asolaron la República y supusieron el germen del Imperio.


1 comentario:

  1. Hola Jaime,

    Gracias por hacer eco de mi nueva novela en tu blog. Como sé que te gustó Valentia, me atrevo a asegurarte que Devotio te va a atrapar. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar