domingo, 4 de marzo de 2012

Hereje, de Lewis Weinstein.



Gabriel Catalán ha visto morir a su padre, un judío converso, apaleado en las calles de Sevilla, y tomará la decisión de seguir practicando la fe de sus mayores. Pero son tiempos difíciles para los judíos españoles, y Torquemada acaba de enviar a Sevilla al dominico Ricardo Pérez con la misión de desenmascarar a los conversos que siguen practicando el judaísmo en secreto. Hereje es una magnífica recreación de la vida de los judíos en la España del siglo XV, atrapados entre las intrigas políticas y las persecuciones religiosas.

1 comentario:

  1. La novela es espléndida aunque abrumadora, sobre todo siendo yo cristiana y española.
    Lo único que puedo criticar del libro es un anacronismo, que no sé si se debe al autor o al traductor: en su estancia en Granada les obsequian con, entre otras exquisiteces, maiz.
    El maiz es una gramínea procedente de América, que no llegó a Europa hasta después del "descubrimiento de América" de Colón, hecho posterior a las fechas en que se desarrolla la novela. No es la primera vez que advierto este anacronismo es una novela escrita por un americano.

    ResponderEliminar