lunes, 26 de diciembre de 2011

RESEÑA: “El constructor de Pirámides”, de Santiago Morata y publicada por la editorial Pàmies.

Si quieren viajar al antiguo Egipto no hace falta que cojan un avión ni vean un documental. La mejor manera de visitar la tierra de los faraones y vivir como se construyeron las pirámides, de conocer las intrigas palaciegas de la nobleza, los terribles métodos de los sacerdotes, la vida de los trabajadores que levantaron tan monumentales construcciones, de descubrir la sensualidad de las mujeres de aquella época o presenciar las batallas de los soldados egipcios frente a los temibles nubios, es leyendo las páginas de la novela “El constructor de Pirámides”, del escritor Santiago Morata y publicada por la editorial Pàmies.

Una excelente recreación de Egipto hace dos mil años, en la época donde se alcanzó el máximo esplendor en la construcción de pirámides. Esta novela tiene una gran cantidad de personajes, todos ellos con sus respectivos puntos de vista. El constructor es el personaje principal, debemos destacar muchos otros: el faraón y su peligrosa y sensual mujer, su hijo Keops, el general nubio o un sanguinario soldado. Cada capitulo está dedicado a un personaje y eso ayuda a seguir mejor la trama. Las descripciones de los lugares, las referencias constantes a la cultura y la religión de la época, un lenguaje cuidado y claro, una trama apasionante,... todo ello hacen de este libro una de las mejores novelas ambientadas en el antiguo Egipto que he tenido la suerte de leer.
El escritor demuestra gran valentía en el relato de algunas escenas y esquisto gusto por la cultura egipcia que se palpa en cada página.

Mi nota es un 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario