martes, 13 de julio de 2010

La Memoria del Agua, de Teresa Viejo.



Este es el primer análisis de una nueva colaboradora del blog, Elena Santamaria. Espero que os guste.


Sinopsis:

Tras la muerte de su madre, Álvaro de Llano encuentra fortuitamente una carta y una foto que cambiarán su vida. Iniciará una búsqueda incansable en la que sólo podrá ayudarle una anciana, que lehará conocer una antigua leyenda olvidada de todos: la del Balneario de La Isabela. Construido en el siglo xix, rápidamente se convirtió en lugar de recreo favorito para la alta burguesía española y europea. Pero todo cambiará cuando un bañista aparezca muerto en la sala de inhalaciones. A partir de ese momento nada volverá a ser igual. Teresa Viejo nos sorprende con una espléndida novela en la que la realidad y la fi cción se alían para ofrecernos un mundo lleno de lujo, pasión, intriga, amores prohibidos, asesinatos... y el continuo susurro del agua. Un excelente debut literario.


Crítica:

Mi primera reseña es acerca de un libro que me ha parecido muy interesante. El tema elegido por su autora es fascinante, el Real Sitio de la Isabela, un balneario frecuentado por la aristocracia de principios siglo XX y, que a través de su protagonista, Amada Montemayor te sumerge en esta apasionante época.

En la primera parte, se explica la historia del balneario, centrada en un asesinato investigado por el comisario Ginés Fuentes, personaje muy particular que esconde una profunda tristeza tras su fría personalidad. Al mismo tiempo, se suceden historias de amores prohibidos y desamores, fiestas y celebraciones, todo en un ambiente envidiable a pesar de que se dice que el balneario está maldito.

Amada Montemayor cobra especial protagonismo en la segunda parte de esta novela, pasados algunos años respecto de la primera parte de la novela. La situación familiar y económica sufre un revés, y el balneario es vendido al marqués Vega-Inclán. En 1936, la Guerra Civil convierte el Real Sitio de La Isabela en Sanatorio Psiquiátrico donde Amada volverá para encontrarse de nuevo con sus recuerdos, aunque allí le sucederá algo que cambiará su vida para siempre.

En mi opinión, el ritmo en que está narrado es pausado pero muy entretenido, sobre todo durante la primera parte de la novela, la investigación del asesinato, los amoríos y las fiestas. La segunda parte es mucho más ágil y amena, y te introduce de lleno en la historia. Podemos decir que después de una estupenda primera parte, la segunda aumenta el nivel literario, en su narración y temática. De esta manera, la autora primero nos introduce en el ambiente del balneario, con interesantes y atractivas historias, para cuando ya nos sentimos familiarizados con el lugar, mostrarnos la verdadera historia de la novela.

El final es la estupenda guinda de una gran tarta con numerosos ingredientes.

Además, de la historia, el formato de libro es excelente, con ilustraciones y explicaciones de la autora acerca del proceso de investigación de dicho relato.

Como curiosidad, para aquellos que no la conozcan, Teresa Viejo es una famosa presentadora de televisión y periodista que ha escrito cuatro obras.

Mi valoración es de un 8.

1 comentario:

  1. Ya estoy leyendola actualmente, y me está costando bastante... espero que mejore

    ResponderEliminar